LEIHMANIOSIS O ENFERMEDAD DEL MOSQUITO

La leishmaniosis es una enfermedad que puede transmitirse del hombre a los animales y viceversa, por lo tanto una ZOONOSIS.La produce un protozoo flagelado del genero Leishmania infantum con única e imprescindible ayuda de un mosquito llamado Phlebotomo. Este mosquito es de muy pequeño tamaño entre 2.5-3 mm por lo que se hace muy dificil el verlo , ni tampoco oirlo ya que no hace el zumbido típico al volar.

¿COMO SE TRANSMITE LA ENFERMEDAD?

Phlebotomo responsable de la transmisión de la Leishmaniosis.

Las hembras del mosquito son las únicas responsables de la transmisión de la enfermedad, ya que necesitan alimentarse de sangre para desarrollar sus huevos, facilitando así la transmisión de la enfermedad entre animales enfermos a sanos. Dentro del mosquito el parásito sufre una transformación a su forma infectiva (promastigotes), proceso que dura varios días de modo que no es posible el contagio inmediato.

Este mosquito es de hábitos nocturnos, ambientes húmedos, temperaturas calidas, zonas rurales y periféricas de las ciudades. Nuestro clima mediterraneo les es muy propicio para su existencia lo que covierte a toda la cuenca mediterranea en un área endémica.

De modo que para que la enfermedad sea transmitida necesitamos:

  • Un perro enfermo que albergue  en su interior formas parasitarias de leishmania (amastigotes).
  • Perro sano que sea picado por el mosquito hembra que transporta en su interior el parásito en su forma infectiva (promastigote).
  • Un mosquito.
  • Parásito.

Yorkshire terrier con una dermatitis descamativa, ulcerativa y costrosa grave producida por Leishmania.

Un perro enfermo circula tranquilamente por su entorno habitual, donde también hay un mosquito Phlebotomo hembra que va a él para alimentarse cuando empieza a anochecer.
Gracias a su picadura accede a la sangre del perro enfermo. Mientras se alimenta ingiere formas parasitarias, y así pasa a ser un mosquito capaz de contagiar a nuevos animales sanos.

El animal lleva la pauta de vacunación y desparasitaciones al día e incluso lleva antiparasitarios contra parásitos externos pero no evitan que el mosquito les pique también a ellos. Ahora el mosquito además de succionar sangre esta dejando al torrente circulatorio del perro sano formas infectantes de leishmania. El perro ya está contagiado de LEISHMANIOSIS.

 

 

 

 

¿QUE SÍNTOMAS DE ENFERMEDAD PRESENTARÁ MI PERRO?

Esta perrita Bretona presenta una forma cutanea de Leishmaniosis muy severa ,pesaba 15 kg en el momento del diagnóstico y en ningún momento había dejado de comer.

Este parásito puede convivir con el animal un tiempo sin dar muestras evidentes de su presencia (sin embargo el animal será portador de la enfermedad y transmisor de la misma).

Pasan más o menos 6 meses hasta que aparecen los síntomas aunque de forma excepcional la enfermedad puede permanecer en latencia varios años.Las manifestaciones de la enfermedad pueden ser muy diversas , desde alteraciones cutáneas FORMA CUTANEA  hasta alteración de los diferentes órganos internos FORMA VISCERAL.

Los signos clínicos que puede presentar un perro con Leishmaniosis son muy diversos ya que cada animal responde de manera diferente frente al parásito.Hay razas como el Podenco Ibicenco que han demostrado resistencia a padecer la Leishmaniosis. Por lo tanto el estado inmunitario de nuestro perro va a ser fundamental en la presentación de la enfermedad.

Los primeros síntomas que pueden hacerte sospechar  que tu perro esta enfermo son:

  • Normalmente los animales enfermos presentan una pérdida marcada de peso aunque siguen comiendo normalmente o incluso pueden presentar un  apetito aumentado.
  • Puede haber un decaimiento del animal aunque no siempre.
  • Los problemas dermatólogicos son muy  frecuentes sobre todo en la presentación cutánea de la enfermedad , se puede apreciar:
  1. Mala calidad del pelo, pelo opaco y quebradizo.
  2.  Descamación generalizada pero más marcada  e intensa en la cara, región periorbitaria y orejas.
  3. Pueden darse lugar a eczemas y úlceras que no cicatrizan sobre todo localizadas en las zonas donde hay prominencias oseas como  los codos, corvejones, la cresta iliaca o isquiática.
  4. Pododermatitis y heridas interdigitales.
  5. Necrosis de las puntas de la orejas.
  • Crecimiento exagerado de las uñas.
  • Cojeras que tanto pueden afectar a los miembros anteriores como los posteriores.
  • Epíxtasis que son sangrados nasales.

Si observas cualquiera de estos síntomas es necesario que vengas a la clínica para que comencemos el protocolo diagnóstico. Hay otra serie  síntomas que pueden ser detectados en la clínica :

  • Fiebre.
  • Linfadenopatía generalizada ( inflamación generalizada de los ganglios linfáticos).
  • Aumento del tamaño de los órganos internos (esplenomegalia y hepatomegalia ).
  • Problemas oculares como: blefaritis, conjuntivitis, queratoconjuntivitis seca u ojo seco, uveitis, granulomas conjuntivales…etc .
  • Las análiticas suelen revelar anemias de moderadas a intensas, alteraciones de las proteinas , insuficiencia de los organos internos muy especialmente se ve afectada la función renal.

¿QUE PERSONAS SON SUSCEPTIBLES DE CONTRAER LA ENFERMEDAD?

Como hemos comentado en sistema inmunitario de cada individuo juega un panel fundamental de modo que solamente personas con un sistema inmune muy  debilitado y deficiente  (SIDA , cancer, personas en tratamiento quimioterápico, bebes muy prematuros..etc.) pueden contraer la enfermedad.

En las personas sanas el riesgo real de contraer la enfermedad es mínimo y no pueden infectarse en ningún caso por contacto directo con un animal enfermo aunque conviva con ellos.

¿TIENE TRATAMIENTO LA ENFERMEDAD?

Ante la MÍNIMA  sospecha de que nuestro perro pueda padecer leishmaniois  debemos acudir al veterinario para que confirme o descarte esta enfermedad. Entre las pruebas a realizar están:

  1. Analíticas sanguíneas generales.
  2. Proteinogramas
  3. Test rápidos para realizar un screaning.
  4. Punción de ganglio o medula ósea para la busqueda directa bajo el microscopio de los amastigotes de leishmania.
  5. Determinaciones de niveles de anticuerpos  antileishmania.
  6. Técnicas de detección del ADN del parásito en medula osea o ganglio linfático.

La realización de unas u otras pruebas se determinan especificamente para cada caso clínico según el criterio del veterinario.

Si finalmente  las pruebas confirman la enfermedad, se podrá empezar a tratar al animal, sin embargo  a día de hoy aunque hemos avanzado mucho en los diferentes tratamientos  no podemos decir que la Leishmaniosis tenga una  cura definitiva, pero sí podemos conseguir  una remisión completa  de los síntomas clínicos y una muy buena calidad de vida en la mayoría de los casos.  En el caso que el animal padezca leishmaniosis visceral con afección renal  es cierto que el pronóstico es más reservado pero con terápias más suaves y conservadoras muchos de estos animales consiguen una buena calidad de vida.

En todos los casos es necesario un seguimiento estricto de la enfermedad para el control de recaídas o reinfestaciones ya que estos animales suelen volver al mismo entorno en el que habitan donde fueron picados por primera vez.

¿SE PUEDE PREVENIR LA LEISHMANIOSIS?

Los mosquitos actúan principalmente al amanecer y al anochecer, afectando por igual a zonas rurales que urbanas, es aconsejable que nuestros perros no esten en el exterior en estas horas. Recomendamos siempre que sea posible que duerman dentro de la casa, en garajes , en coladurias, poner mosquiteras , usar enchufes o lamparas UV antimosquitos..etc.

En la actualidad disponemos de diversos productos en el mercado a base de Permetrinas en forma de collar o  pipetas que han demostrado una gran eficacia para repeler las picaduras de los phlebotomos y que han sido avalados por la OMS (Organización Mundial de la Salud ) y por el ESCCAP(European Scientific Counsel Companion Animal Parásites ) , si se reducen la cantidad de picaduras que puede sufrir nuestro animal, también reducimos la probabilidad de que sean infectados.

Desde febrero del 2012  disponemos  también de una vacuna frente a la Leishmaniosis canina que potencia el sistema inmunitario del animal proporcionando a tu perro una defensa interna.

SIN EMBARGO EL DIAGNOSTICO PRECOZ ES FUNDAMENTAL. Si detectamos la enfermedad en las primeras etapas, incluso cuando no se detectan síntomas externos de la enfermedad, el buen resultado del tratamiento de la misma esta casi asegurado.

Es por  ello es muy importante realizar a tu perro CHEQUEOS  ANUALES PARA LA DETECCIÓN DE LA LEISHMANIOSIS CANINA tanto si tu perro  presenta síntomas como si es asintomático ya que en nuestra isla debido al clima mediterraneo cálido y húmendo hace que la prevalencia de esta enfermedad sea altísima de un 67%.


 


Deja un comentario